Un regalo original es mandarle a lo largo de la mañana una serie de correos, o de imágenes vía móvil o internet para que no se olvide del día que es: ¡¡ San Valentín ¡¡. Seguro que él verá los mensajes y no se olvidará de que hay algo pendiente.

Nosotras nos vamos a esmerar en hacer un regalo estupendo, más que caro que represente un vínculo entre ambos, algo compartido o que se pueda compartir. No tiene que ser nada de cara a la galería, las cosas discretas tienen un encanto especial y, a veces, lo pequeño resulta grande, y lo desapercibido para los demás tiene un gran contenido para la propia pareja.

Os presentamos una serie de imágenes que podéis ir mandando ya por teléfono, internet, fax; cada una puede ir acompañada de alguna nota de humor y divertida mientras pensáis qué es lo que le vais a regalar.

Algo que podría ser incluso el motivo del regalo, es decir, podemos utilizar estas imágenes para imprimirlas en una camiseta, en un portafolios, en las cartulinas que formen la pista de la yincana por medio de la cual los llevemos al regalo… En fin ¡¡, aquí tenéis una muestra de lo que podéis hacer. 

También podemos hacer con estas imágenes puzles para armar, o ser cada pieza un paso más del sendero a recorrer, cada pieza puede contener un recuerdo, una frase que hayáis pronunciado en un momento determinado y especial para vosotros.