Seguidamente se presentan cuatro tarjetas para colorear y felicitar por San Valentín, en ellas podremos pintar con acuarela, pastas vítreas, rotuladores, … podéis usar tantas técnicas como gustéis.

Es una manualidad sencilla en la que sólo tendremos que imprimir en cartulina y desplegar un poco nuestra imaginación con la técnica y los colores. Supongo que para el texto la inspiración os vendrá sola, casi se escribirá la tarjeta a sí misma una vez que la tengáis acabada…

Pero recordad, que el silencio también es música. Quien no acostumbre a escribir, si pone puntos suspensivos, se entenderá que dentro e ellos va todo su amor. ¡¡Feliz Día de San Valentín¡¡.