Para regalar en este día de los enamorados o San Valentín no hay nada que sea más simbólico que un hermoso corazón. Y que mejor si al mismo se le puede dar alguna utilidad, ya sea como decoración de una pieza o simplemente para usarlo como almohadón.

La imagen que se muestra arriba es solo para que sepas como se ven terminados, pero si estas pensando en regalárselo a tu hombre puedes utilizar colores más oscuros o el que te parezca más acorde para esa persona especial. Los materiales necesarios son:

  • Tela (como ya hemos dicho el color y el modelo dependen de lo que creas más conveniente)
  • Lápiz
  • Maquina de cocer o hijo y aguja
  • Guata o bellón
  • Tijeras

Nuestro primer paso consiste en tomar la tela que hemos elegido y realizar en la misma 2 corazones del mismo tamaño (este dependerá del tamaño que quieras para tus almohadones). Para la realización de los corazones puedes utilizar un molde o dibujarlos tú misma.

Si así lo deseas puedes decorar este símbolo cociéndole algunos botones o distintas figuras que puedes crear con los retazos de tela que te han sobrado o con algún otro material. Lo que hacemos a continuación es enfrentar los derechos y con la máquina de coser vamos uniendo sus contornos.

Recuerda antes de terminar de dejar una abertura por la cual introduciremos el relleno de este bello almohadón. Una vez que ya hemos rellenado el corazón cerramos la abertura que nos quedaba con costura a mano.